Señales que eres víctima de mobbing

07 / 06 / 2018
Comparte

El mobbing es un tipo de acoso laboral que sobretodo suele representarse entre mujeres. ¿Habías oído hablar de él?>En la actualidad uno de los peores enemigos que tenemos las mujeres en el ámbito laboral podemos ser las propias mujeres. Una jefa o una compañera de trabajo pueden hacerte la vida más compleja que incluso los propios compañeros de trabajo varones. ¿Sabes a qué se debe esto?

El mobbing es un tipo de acoso laboral que sobretodo suele representarse entre mujeres.

¿Qué es el mobbing?

Podríamos definir el mobbing o acoso laboral como una conducta abusiva y repetitiva que puede ser expresada de forma verbal o escrita, puede atentar contra la personalidad, dignidad psíquica o física de una persona, poniendo en peligro su empleo o ambiente de trabajo. Podríamos decir que el >mobbing se asemeja al bullying, pero estos se representan en contestos diferentes, ya que el mobbing sucede en un ambiente laboral y el bullying ocurre en el ámbito escolar.

mobbing acoso laboral

¿Por qué hay más mobbing entre mujeres?

Es más frecuente que las mujeres desprestigien a otras mujeres en el ámbito laboral. Un reflejo de esta situación la podemos encontrar en empresas donde, son muchas las mujeres que desean mantener una imagen de respecto y un status laboral más alto que sus compañeras de trabajo y para ello normalmente utilizan el acoso verbal o psíquico. >No suele ser habitual la agresión física entre las féminas.

Es cierto que nosotras somos más competitivas y puede que seamos más agresivas a nivel laboral, ya que por desgracia no tenemos las mismas oportunidades de crecimiento laboral como tienen los hombres. Cuando una mujer alcanza grandes responsabilidades en su puesto de trabajo, no quiere reflejar debilidad ante sus compañeras, por eso suele mantiene una imagen de autoridad frente a ellas.

Lo más ético sería apoyarnos y ser solidárias entre nosotras, pero sin embargo nos vemos como una amenaza y rivales. Esto puede ser debido por el temido techo de cristal que tenemos las mujeres. A lo largo de los años una mujer ha tenido que demostrar mucho más que un hombre por el mismo puesto de trabajo y con un salario más bajo, esto puede ser una causa por lo que las mujeres suelen ser más arpías y competitivas.

El mobbing si es de forma continua puede desembocar en un estado depresivo a la persona que lo está sufriendo, pero por desgracia muchas veces la víctima no es consciente de lo que le está ocurriendo, y cuando si lo es, tienen que soportarlo para no perder el trabajo. Esto a la larga puede puede provocar daños psicológicos graves.

¿Cómo reconocer el acoso laboral?

Primero que nada debes identificar las actitudes del acosador/es y si crees que puedes estar sufriendo mobbing debes de comunicarlo a tus superiores, reivindicar tus derechos como trabajador e incluso puedes hasta denunciarlo ante la policía.

Algunos de los síntomas más notables del mobbing son:

  • Te ignorar, no te hablan, no tienes comunicación con tus compañeros de trabajo o incluso se niegan a realizar meetings contigo.
  • Te gritan o elevan la voz para que te sientas intimidada
  • Inventan cosas acerca de ti y lo difunden en el trabajo
  • Ocultan información para que no puedas realizar tu trabajo
  • Te sobrecargan de trabajo o presionan con tiempos imposibles de cumplir
  • Te acusan injustificadamente de incumplimientos o errores
  • Recibes críticas y reproches por cualquier cosa que hagas o decisión que puedas tomar
  • Te amenazan con la rescisión de contrato o que no te van a renovar
  • Control absoluto, te supervisan al detalle el trabajo realizado de forma malintencionada para estar siempre encima de cualquier mínimo error cometido.
  • Te dejan sin trabajo para hacer y luego te acusan de no haber hecho nada o de que tu productividad en la empresa ha disminuido para que te sientas mal
  • Te pasan sus responsabilidades o el trabajo que no quieren hacer para que lo hagas tú.
  • Te privan de información crucial y necesaria para hacer tu trabajo
  • Controlan tu horario y las horas de trabajo que realizas para apuntarte con el dedo
  • Sientes ansiedad la noche anterior del comienzo de la semana laboral
  • Tienes cada vez más necesidad de tener días libres para cuidar de tu salud mental y desconectar del trabajo
  • No respetan tus horas fuera del horario laboral y te llaman y envían mensajes con asuntos del trabajo. Por ejemplo, en Francia está prohibido contactar con el trabajador después de la jornada laboral. ¿Lo sabías?

El mobbing si es de forma continua puede desembocar en un estado depresivo

Para que se considere mobbing la víctima debe presenciar estos comportamientos por lo menos dos veces a la semana, durante seis meses. Si no eres tú el acosador o la víctima pero conoces a alguien que está pasando por esta situación, tu deber es denunciarlo, si no lo haces eres cómplice de este comportamiento. ¡Actúa!

También te puede interesar
Reanudar la rutina sin morir en el intento

Todo lo que necesitas saber sobre el síndrome postvacacional: qué es, sus causas y consecuencias y cómo vencerlo. ¡Septiembre no podrá contigo!

04 / 09 / 2019
Consecuencias del aire contaminado en nuestra salud

Te contamos los efectos del aire contaminado que respiramos cada día en nuestra salud.

27 / 06 / 2019
¿Existen madres perfectas?

¿Existe la madre perfecta?

16 / 05 / 2018