Nueva agresión homófoba en Barcelona: mujeres contra mujeres

07 / 08 / 2019
Comparte

Las polémicas dudas sobre la necesidad de celebrar el día del Orgullo y apoyarnos entre nosotras se disipan aún más, si cabe, cuando presenciamos escenas como esta. La escena acaecida recientemente en el metro de Barcelona pone de manifiesto que la homofobia y lesbofobia siguen siendo una problema. La homosexualidad no está tan aceptada como nos gustaría.

Poco después de la mayor celebración del año por la igualdad y la tolerancia independientemente de la orientación sexual de cada cual, el Orgullo Gay, una pareja de mujeres sufrió un ataque homófobo en la línea L2 del metro de Barcelona.

¿Qué pasó?

La pareja se besó, lo que otra pasajera, acompañada de su hijo, consideró una falta de respeto inaceptable. Ante esta “ofensa”, la mujer empezó a insultarlas. Señaló que la escena le daba asco y usando calificativos como “mariconas”. Además, consideró el hecho de ser catalanas como un agravante. Durante esta agresión, la mujer se defendía de las posibles futuras acusaciones que la tacharan de homófoba diciendo que su hermano era gay y no se besaba con su pareja delante de ella por respeto.

Carla Gallén, una de las chicas atacadas, grabó el incidente para luego publicarlo en Twitter. La mujer trató de arrebatarle el móvil. Solo en este momento, otro mujer salió en defensa de la pareja.

Post ataque

Tras la polémica desencadenada, la agresora publicó un vídeo pidiendo disculpas. Según ella, no está en contra de que dos mujeres se besen, pero considera que no era el lugar adecuado para hacerlo. Además, se defiende de las acusaciones que la tachaban de racista alegando que su hijo y marido son catalanes.

homofoba gsg

Gravedad del asunto

Este hecho es grave por distintos motivos. Por un lado, que un hecho tan cotidiano y tan normalizado, en el caso heterosexual, sea considerado por una parte de la población una falta de respeto, demuestra todo lo que queda por avanzar en la lucha por la igualdad sexual. Que una persona considere “asqueroso” que dos personas se demuestren amor, en pleno siglo XXI, es un acto, esta vez sí, intolerable.

Además, la mujer agrede a esta pareja delante de su hijo. Esto que empeora aún más su comportamiento. El mensaje que el niño recibe de esta escena es que ser homosexual está mal y que es una falta de respeto. Todos deberíamos ser educados en la tolerancia y el respeto. Las generaciones venideras deberían recibir una educación inclusiva. En esta, la discriminación por raza, sexo, orientación sexual o cualquier otra cosa, no exista.

Por otro lado, el apoyo entre mujeres es fundamental para avanzar hacia la igualdad. Este hecho es un reflejo de todo lo contrario. Es un ejemplo de división. De que, en lugar de apoyarnos y trabajar juntas para conseguir un mundo más igualitario, nos enfrentamos por motivos que en ningún caso deberían hacerlo.

Vivimos en una época de cambio y revolución, en la que las mujeres debemos trabajar juntas por luchar por nuestros derechos y conseguir un mundo en el que la desigualdad no exista.

Si bien es cierto que, que esta mujer haya pedido disculpas, es de agradecer, la gravedad del incidente sigue existiendo. También sería interesante valorar qué ha motivado este arrepentimiento. Si ha sido la verdadera toma de conciencia sobre los hechos o la presión social. Así como si hubiera ocurrido lo mismo si este beso hubiese sido entre un hombre y una mujer. En cualquier caso, no es un comportamiento justificable o admisible.

Hechos como este demuestran que debemos estar unidas. La unión es lo único que nos hará avanzar. Lo único que permitirá conseguir un mundo en el que todos seamos iguales.

 

También te puede interesar
Ser madre y hacer deporte ¿ES posible?

¿Es posible ser madre y hacer deporte? Descúbrelo aquí.

23 / 08 / 2018
¡Deja las dietas locas, quiérete tal como eres!

Consejos para que aprendas a aceptarte como eres.

02 / 05 / 2018
La gabardina, la prenda estrella de la primavera

En este artículo hablaremos acerca de una de las prendas estrella de esta temporada, la gabardina. Esa pieza, que no debería faltar en nuestros armarios. Un clásico atemporal que nos va a salvar en más de una ocasión esta primavera.

27 / 03 / 2019