Cuidado de la piel en verano

13 / 08 / 2019
Comparte

Si bien siempre es importante tener una rutina adecuada para el cuidado de la piel, con la llegada de verano tenemos que prestarle especial atención a ciertos aspectos, como la limpieza, protección solar y una buena hidratación y alimentación.

La importancia de mantener una buena higiene

En verano, debido a las altas temperaturas, el cuerpo tiende a transpirar con más facilidad. Por ello, es importante mantener una correcta higiene con el fin de evitar algún tipo de infección o una posible deshidratación cutánea.

Lo recomendable es usar productos neutros que no alteren el ph de nuestra piel o la irriten. Puesto que, en esta época, nuestra piel se encuentra más expuesta de lo normal.

También es recomendable el uso de cremas hidratantes tras la ducha para evitar tener la piel seca.

¿Cómo mantener una buena hidratación?

Procura consumir entre 2 y 2,5 litros de agua a diario. En caso de practicar algún tipo de actividad física, no olvides hidratarte antes, durante y después de su práctica.

Reduce el consumo de bebidas azucaradas y alcohólicas, ya que estas favorecen la deshidratación. Esto, además de favorecer el correcto funcionamiento de tu organismo, ayuda al cuidado de la piel.

¿Cómo proteger la piel del sol?

Es fundamental el uso de protectores solares para combatir los rayos ultravioletas. Tienen que aplicarse unos 30 minutos antes de ir a la playa, piscina o salir a dar un paseo, es decir, antes de cualquier exposición al sol. De este modo, podrás prevenir posibles quemaduras.

La excesiva exposición solar sin protección, además de ser contraproducente para el cuidado de la piel, puede ocasionar ciertas enfermedades si se hace de forma frecuente.

piel en verano

¿Que tener cuenta la hora de elegir un filtro solar?

A la hora de elegir un filtro solar tenemos diversas opciones, desde bronceadores hasta protectores. Elegiremos uno u otro dependiendo de nuestro tipo de piel y de si deseamos broncearnos.

Precisamente por ello encontramos diferentes niveles de protección: baja, media y alta.

También hay que tener en cuenta nuestro tipo de piel (con tendencia seca, grasa o mixta) y de si queremos un protector para el rostro o para el cuerpo.

Por otro lado también hay que saber diferenciar entre protectores solares para los adultos o para niños, ya que tienen diferentes componentes como, por ejemplo, la presencia de alcohol y la resistencia al agua.

¿Cómo influye la alimentación en el cuidado de la piel?

Nuestra piel refleja nuestra salud y, por tanto, también nuestra alimentación. Lo ideal es llevar una dieta  equilibrada. Además, en verano se recomienda el incremento de la ingesta de alimentos frescos como las frutas y vegetales, que son ricos en agua y vitaminas. Algunas de las frutas típicas de esta estación son: la sandía, el melón, melocotones, nectarinas...

Por otro lado, también es aconsejable moderar el consumo de carnes rojas.

En esta época de sol y calor, es importante tener en cuenta estos aspectos para el cuidado tanto de tu piel, como de tu salud.

 

 

También te puede interesar
Consecuencias del aire contaminado en nuestra salud

Te contamos los efectos del aire contaminado que respiramos cada día en nuestra salud.

27 / 06 / 2019
¿Cómo aprovechar al máximo las vacaciones de verano?

Saca el máximo partido de tus vacaciones de verano

11 / 07 / 2018
El detalle navideño perfecto

Desde Girls Support Girls te queremos ayudar a pensar en el detalle navideño perfecto que les puedas regalar a tus amigos o a tu familias estas navidades. En este artículo te proponemos cinco posibles ideas. Una agenda para el 2019, velas aromáticas...

26 / 12 / 2018